Redes Sociales

https://www.facebook.com/metztitlanhgo
https://www.twitter.com/metztitlan
https://www.youtube.com/ellugardelaluna

 

 

Fieles Difuntos

Fieles Difuntos o Todos Santos

“Uno nunca la espera tan pronto. Siempre es sorpresiva. Pero ahí está, acechando, seduciendo, llamando, escondiéndose detrás de las apariencias, y mostrándose disfrazada en las múltiples máscaras sonrientes que enseñan y ocultan, como las que se pone uno para bailar en los días de fiesta”. [JAL-2006].

En varias comunidades y en la Cabecera Municipal de Metztitlán, el 1 y 2 de noviembre se lleva a cabo la festividad de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, de una manera muy particular que en la región Huasteca se conoce con el nombre de “Xantolo” o simplemente en la Sierra como “Todos Santos”.

En Metztitlán Hidalgo, los preparativos para recibir a los difuntos comienzan unos días antes, ya que en esas fechas los muertos tienen permiso para visitar a sus seres queridos, el día 18 de Octubre es día de “San Lucas” los muertitos fallecidos por accidentes o “desgracias” son esperados ya en sus hogares y altares.

La mayoría de la gente del pueblo se dedica a construir el armazón del altar, colocan flores de cempasuchil y manitas de leon; mandarinas, naranjas y plátanos se amarran al armazón y se cuelgan del tapanco de las casas para adornar el altar; se preparan tamales, frutas de horno (galletas), marquezote (pan), atole, chocolate y café; se compran pan, canastas y ceras, y se completa el ambiente con copal y con un incienso, que junto con el arco anuncia al visitante y a los moradores de la casa que se encuentran en plena fiesta.

Preparan la fiesta con esmero. Reciben primero a los chiquitos, a los angelitos y les dan solo tamales rellenos de arroz o piña y dulces mientras algunos hasta les cantan las mañanitas -hoy por ser día de los muertitos te las cantamos aqui-.

Las mujeres arreglan los floreros, cuelgan papel picado, preparan la comida para servirla en ollitas de barro recién cocidas, adornan los altares con frutas tropicales, prenden las velas y el copal  -Hijooo no olvides la copita y los cigarros faros que le gustaban a tu abuelo y los chocolates de tu tío-.

Los hombres mayores junto con sus hijos son los responsables de sacrificar al puerco desde el medio día, hacer las carnitas y preparar la carne con la cual se hará el Zacahuil o Zacatamal -ya te dije que le muevas a las carnitas que se te pegan al caso-.

El horno de tierra donde será enterrado el gran tamal, se prepara con anticipación: las piedras chinas, la leña, las pencas de maguey son aromas y sabores que le darán el mejor toque -eeeh que le salte la que este embarazada 'pa que no salgan crudos los tamales o ponganle escondido el chile seco y rojo-.

¡Que placer ver a toda la familia trabajar unida por la gran tradición! Es cuando uno empieza a flaquear con la nostalgia.

El día 2 muy temprano es el día esperado por todos, ir a visitar a los parientes en los panteones el “Chahuiche” y en el “De los Ángeles” es una nueva reunión familiar donde se reza y se dejan ofrendas florales.

Regresar a casa y comer esos tamales, esos inmensos, gloriosos, voluptuosos tamales (zacahuil), acompañados de chocolate con agua. Y después unos tragos de cerveza o hasta pulque hay que tomar... “vas a querer tu café hijo, ya esta calientito - dice mi madre-“….

La festividad de Todos Santos en Metztitlán, es una oportunidad de reencontrarse con sus familiares, vivos y muertos se mezclan para seguir adelante.